mujeres

Publicado: agosto 23, 2012 en psicologia critica

Han sido días duros últimamente. He dejado de escribir y esto es porque no he tenido ni tiempo, ni ganas, ni energías. Todo se lo han llevado ellas….las mujeres. Han sido días de éxito relativo. Pero ya se sabe;
El éxito con las mujeres muchas veces podría considerarse en realidad un fracaso. Todos tenemos esa necesidad de querer y ser queridos. Sin embargo, algunas veces uno es consciente de que cuando en realidad ama, y es amado, lo que de verdad alimenta es el ser más débil de sus emociones y de su desamparo.

Existe una guerra antigua, muy antigua entre hombres y mujeres. Esta guerra lleva librándose desde el principio de los tiempos.
Cuando el hombre arrebato a la mujer su matriarcado y se irguió con el poder. Cierto es que todo el poder no pertenece al hombre, y que la mujer , a su modo sibilino y táctico, acapara todavía gran parte de ese poder primigenio.
No hay que olvidar que ella es la dadora de vida, La matriz, El útero que con su poder creador perpetua la especie y la mantiene fuerte. Así que hoy día , en pleno siglo veintiuno y tras siglos y siglos de intento de dominación por el hombre y de sumisión, siguen siendo ellas, las que por el influjo maléfico que sobre los hombres ejercen, mueven el mundo y le dan forma. Los hombres persiguen el poder, solo porque el poder les permite poseer a todas las mujeres. Esta es nuestra naturaleza.

Las mujeres, conscientes de todo ese poder que acumulan, se rebelan y se resisten a no ser omnipotentes. Pese a que en su naturaleza, tras siglos de selección natural, está el deseo de ser sometidas por el macho más poderoso y ser así, poseedoras pasivas del mayor poder dominador que existe s sobre la tierra. El poder del falo. Tan antiguo como el hombre es el culto al falo, que no es sino el culto a la fuerza y al poder creador, a la fuerza activa, que es el don del hombre sobre la mujer.

La fuerza creadora y guerrera del falo es lo que las mujeres anhelan, y para sentirse completas, la más bella de ellas desea incorporar en su cuerpo el instrumento del poder. Para ellas es fácil. Nada más simple que un falo. Ellas son expertas en el. Lo dominan, lo desean, lo manejan y lo hacen sentir a su antojo.
Excepto cuando son dominadas por él y aun entonces, desde lo profundo de sus oscuras almas, lo están absorbiendo y empapándose de todo su poder.

Sabido esto,nada nos queda hacer a los hombres sino claudicar ante esta verdad de la vida. Pero también hemos de ser conscientes. Somos poderosos y sabemos que sin uno o varios falos en su vida, una mujer es una completa desgraciada.
Así que tanto nosotros dependemos de ellas, como ellas de nosotros. De ahí nuestro no completo sometimiento y nuestra postura contraria en esta guerra milenaria.

Me da pena comprobar como el hombre de hoy día se ha vuelto un pusilánime y el que no lo es, se convierte casi en una bestia.- No quedan hombres, exclaman las mujeres-. Faltan machos…..como si ellas no tuviesen nada que ver en esta suerte.
Los hombres, hijos de madres egoístas y rameras, anhelan en sus corazones, un abrazo tierno, una dulce caricia que les haga salir por un momento de su cárcel de testosterona y competitividad.
Así podemos observar, como niños.hombre, andan por la vida, abrazados cual infantes a los pechos de sus mujeres, haciendo a estas madres más que mujeres y obligándolas a mirar con avidez cualquier macho o forma similar a macho que se les cruce a la vista.
Es un espectáculo lamentable comprobar cuan poco vale el amor y la entrega de un hombre para una mujer y el ridículo que este hace cuanto tiene el valor de entregar su corazón. En ese momento será, casi con toda seguridad, pisoteado y escupido en el suelo.
Llegar a hacer a una mujer completa es la tarea más difícil del mundo. Yo diría que es un imposible; Ya que ni una mujer puede hacer un hombre a alguien que no lo es, ni un hombre puede hacer mujer completa a una mujer que no lo es. La naturaleza es caprichosa y en el abanico de los generos ha creado todo tipo de combinaciones, todo tipo de sensibilidades y todo tipo de formas……..

Algunas veces siento que estamos indefensos…..

Nadie está a salvo.
Cuando por fin una mujer, encuentra lo que desea: Un macho, mayor, más experimentado, del que depende, potente sexualmente, etc.…..rápidamente y consciente de su desventaja comienza a dudar, a sentirse fea, a ver como vertiginosamente va envejeciendo y entonces entra en pánico.
Es cuando necesita de otra cosa y es el momento en el que busca otro varón. Quizá un varón mas sensible, quizá alguien que la divierta, quizá alguien más joven con el que sentirse deseada nuevamente, pero siempre…………..acaba traicionando, engañando y siendo como la zorra, pues está en su naturaleza; el coqueteo, la vanidad, el poder y el anhelo de ser siempre dueñas de la voluntad y el poder de un falo(Hombre).
Si acaban siendo dominadas por un falo poderoso, no tardaran en buscar otro que lo sea menos sobre el que poder cabalgar y sentir eso que tanto las pone. La mirada del hombre, su sometimiento, su deseo……

Tan compleja alma nunca podrá reinar sobre la tierra en soledad. Cientos son las mujeres que nos quieren reducir a nosotros los hombres a la forma de un falo. Para denigrarnos se corrompen con todo tipo de prácticas perversas y de objetos. Luchan por demostrar que el poder de nuestro falo es solo concedido por ellas.. se introducen objetos de tamaños descomunales, se hacen lesbianas, copulan con decenas de hombres a la vez, solo para demostrar que su poder es mayor que el nuestro.
Refieren historias de tribus lejanas, donde los hombres son aparatados al nacer de la manada y viven como ermitaños, alejados del grupo hasta el periodo de apareamiento, donde se produce eso que tanto las gusta: El libertinaje más atroz, la violación y el ..corre corre que te pillo.
El todos con todos. La orgia, esto es lo que las gusta más….…..desde luego el que situó a la mujer como la causante del pecado original, no iba muy desencaminado.

Nos manejan, nos usan como arma arrojadiza, nos complican la vida, hacen que estallen guerras y que se vierta sangre por ellas y todavía tienen la caradura de concederse para ellas los más elevados valores y dones, como el cariño, la bondad, la ternura, la solidaridad……ejem.
Entre ellas son despiadadas e incapaces de soportarse y de ser leales. ¿Y estas son las que están reclamando el poder absoluto y el control de la vida de la especie sobre la tierra? JA!

Parece que solo cuando sienten el instinto maternal, bajan la guardia. Parece y digo solo parece, porque hasta de esto dudo, por un momento son un ramillete de virtudes y …….movidas por algo superior a ella, La especie, se resignan y se someten a los cuidados de la criatura que han traído al mundo.
Sin embargo para mí, hasta en esto veo algo oscuro.
Pienso que todo ese amor maternal, es producto de una mezcla de instinto y de algo que las vuelve locas; la admiración intensa y devocional que solo un recién nacido es capaz de brindar a quien le cuida y le arropa.
Es todo ese amor, toda esa mirada de devoción, toda esa belleza que el recién nacido regala. Lo que las embelesa, hasta el punto de, por un instante y recalco lo de solo por un instante, se dejan adorar y se sienten adoradas y amadas completamente.
Solo entonces consiguen bajar un poco la guardia……….
Esto unido a que solo el nacido es el que las ha hecho sentir algo de verdad, algo importante en su vagina.
Repito. El mejor polvo de la vida de una mujer es el que le echa el niño a la madre cuando pare.
Solo él es el que la hace tiritar de dolor. Solo él es el que ensancha su vagina hasta la máxima capacidad de este y solo él es el que consigue producir la sensación que más le gusta sentir a una mujer entre las piernas. La sensación de pura vida.
La sensación de vida plena las inunda en ese gran receptor de poder que es el coño de una mujer, y esto las deja marcadas para toda la vida. Al menos a la mayoría de ellas.

Quien sabe lo que quieren las mujeres? Desde luego los hombres no.
Podemos pensar que si lo sabemos, pero entonces nos requiebran y nos sorprenden nuevamente.
Cierto es que se retuercen ante nuestra belleza, ante nuestro poder y ante nuestro sexo, pero después; desean ser amadas, comprendidas, adoradas como diosas, cuidadas y cientos de miles de cosas más que no son sino excusas para poder explicar una insatisfacción que les nace del alma y que proyectan sobre nosotros.

En las escuelas deberían enseñar asignaturas de cómo se debe tratar a las mujeres. Porqué demonios la ciencia no interviene sobre eso?

Parece que sería una suerte de proceso de selección el que está actuando para que solo los hombres más aptos consigan reproducirse, pero es bien sabido que no es así, porque el nacimiento y la paternidad son utilizados como moneda de cambio por ellas….llenando el mundo de hijos de puta y de niños no deseados…….

Y después tienen la cara dura de abominar de nosotros. Los hombres…….

Llegara la hora en que se consiga el equilibrio pero esa hora esta aun lejos y la guerra entre nosotros terminara cuando uno de los dos desaparezca de la faz de la tierra. Quizá en el futuro no haya hombres, o quizá no haya mujeres o quizá definitivamente desaparezcamos de la faz de la tierra y la especie humana pase a ser otra cosa o definitivamente deje de ser…..lo que si es seguro es que hasta entonces esta guerra continuara y por lo menos habremos estado entretenidos, en esta tragicomedia que es la vida humana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s